Los dos principales teléfonos flexibles del momento, Huawei Mate X y Samsung Galaxy Fold, se enfrentan para demostrar sus fortalezas y debilidades.