El servicio de taxis autónomos de Alphabet ya está en pruebas en Phoenix, Arizona, y pronto podría llegar a más ciudades de Estados Unidos.