Sin mención alguna en el evento, pero presente en el área de pruebas de los equipos presentados por Samsung en el evento Unpacked, la línea de tabletas se renovó con la Galaxy Tab S4, el modelo insignia que tiene la compaía surcoreana en el segmento de las tabletas. Está equipada con una pantalla de 10,5 pulgadas Super AMOLED con una resolución de 2560 por 1600 pixeles y dispone de un diseño delgado de 7,1 milímetros y un peso de apenas 482 gramos.

A simple vista cuenta con el conector para el teclado, que no está incluido con el equipo, junto al control de volumen, el boton de encendido, el conector de audio de 3,5 milímetros y el puerto USB-C.

En su interior dispone de un procesador Qualcomm Snapdragon 835 con 4 GB de memoria RAM y 64 GB de capacidad de almacenamiento, acompañado por una batería de 7300 mAh y la versión 8.1 de Android. También es compatible con la nueva modalidad Samsung DeX, que transforma al dispositivo en una computadora de escritorio con un simple adaptador HDMI.

Dispone de un S Pen, el stylus distintivo de la familia Galaxy Note, y dispone de sendas cámaras de 13 y 8 megapixeles. Disponible en blanco y negro, la tableta estará a la venta desde el 10 de agosto, tendrá un precio inicial de 649,99 dólares solo por la tableta.

Por: Guillermo Tomoyose

https://www.lanacion.com.ar/2160900-...medium=twitter