Si bien el escenario tecnológico residencial en Argentina sigue dominado claramente por la PC y el smartphone, omnipresentes en los hogares con usuarios de Internet, en los últimos tiempos se registró un importante avance del Smart TV. PCs y smartphones ya tienen una penetración total en los hogares de los usuarios de Internet, mientras que los Smart TV pasaron de un 57% a un 72% tan solo en el último año. Esto surge del informe “Tecnología en el hogar – 2018” realizado por Carrier y Asociados.



Este crecimiento se vio impulsado no sólo por el efecto Mundial, que cada cuatro años genera un pico de ventas en el mercado de televisores, sino también por el fenómeno OTT, con Netflix y YouTube a la cabeza, como fuente de entretenimiento audiovisual a consumir desde el televisor. Así, la Smart TV ya se convirtió en el 3º dispositivo conectable en penetración en hogares detrás del smartphone y la PC y es el 1º en cuanto a los equipos para el consumo de streaming, desplazando a la PC.

Se conforma así una suerte de círculo virtuoso entre banda ancha, OTT y Smart TV. Los servicios OTT impulsan la adopción de Smart TV. Éstas impulsan a su vez el consumo de productos de banda ancha de más capacidad así como la adopción de servicios OTT, y vuelta a empezar.

Por el momento, esta mayor demanda por capacidad de los accesos de banda ancha se ve reflejada en el avance de las conexiones de cablemódem de las redes de la TV por cable que, con un 50% de participación sobre el total de los accesos a Internet, han desplazado a las hasta ahora más populares, pero menos capaces, conexiones de ADSL de las redes telefónicas, que alcanzan el 44%, según los datos para el 1º trimestre 2018 publicados por el Enacom. En definitiva, con o sin TV, las telcos deben acelerar el despliegue de fibra óptica al hogar para seguir siendo relevantes en el mercado de acceso.


Fuente: Enrique Carrier