Nest y Yale se asocian para crear una cerradura inteligente segura que se pueda conectar a todo el ecosistema de Nest. Anteriormente, esta cerradura se conocía como Yale Linus Lock.