...para alentar ventas de TV

Si el país no clasifica, se perderían compras de equipos de más de 49 pulgadas y 4K. Este año, también tablets y smartphones ayudaron a la mejora, por menores precios



Clic en la imagen para ver su versión completa. 

Nombre: grafico_5_crop1505094837515_jpg_258117318.jpg 
Visitas: 4 
Tamaño: 59.5 KB 
ID: 39789

Una mayor variedad de modelos, el aumento menor de los precios frente a otros productos y las opciones de financiación impulsaron el repunte de las ventas de electrodomésticos en los últimos meses, tras un comienzo de año más tibio.

Por estos días, las empresas ansían más que ningún otro argentino que la Selección de fútbol se clasifique para el Mundial de Rusia 2018, ya que el evento impulsaría la venta de televisores de mayores pulgadas y resolución, equipos que este año crecen, pero muy por debajo de los productos estrella, como notebooks, consolas de juego, tablets o smartphones liberados.

Entre enero y julio pasado, el consumo de artículos para el hogar creció un 14,5% en unidades y un 21,5% en facturación, con un alza promedio de sólo 6% en los precios, según un estudio de la consultora GfK.

Las principales cadenas de electrodomésticos coinciden con este análisis y proyectan cerrar el año con un alza de 15% a 18% frente a 2016 (año que había sido de bajas ventas), pero también incluso por encima de 2015, cuando el sector había trabajado con buena demanda. De hecho, hasta julio, el mercado creció un 9% frente a 2015.

"Las ventas aumentan porque los electrodomésticos son más baratos si se comparan a otros productos; por ejemplo, para el Día del Niño se vendieron tablets por $ 900, muchos juguetes cuestan más que eso. Los precios se mantuvieron o algunos incluso cayeron, como los de notebooks o consolas de juego", explicó Alejandro Taszma, director Comercial de Frávega.

"En los últimos meses creció la demanda, impulsada por cuestiones macro más favorables para el país. Hay una mayor predisposición de la gente a gastar por una mejora económica o de confianza y esperamos que la segunda mitad del año sea mejor que la primera", comentó Santiago Gómez Brumana, gerente Comercial de Garbarino.

Mientras notebooks y consolas de juego crecieron más de 50% y tablets y smartphones liberados más de 30%, la demanda de TV de LED también aumentó hasta julio, pero a menor ritmo: 13,6% en unidades y 7,9% en facturación, ante una baja de 5% en los precios promedio.

Las cadenas de electrodomésticos y las marcas de televisores son quienes más desean que la Argentina se clasifique para el Mundial de Rusia 2018, ya que se impulsarían las ventas de SmartTV de más de 49" y de los llamados 4K o UHD (Ultra Alta Definición), que ofrecen una resolución cuatro veces mayor a los FullHD. Si la Selección dirigida por Jorge Sampaoli no clasifica, la demanda de televisores sería similar a otros años.

Este año, las notebooks lideraron el incremento de ventas, con un alza de 58,7% en unidades hasta julio, y de 32,8% en facturación, ya que se verificó una baja de 16,3% en los precios promedio de los equipos vendidos, según GfK.

"La quita de aranceles produjo una baja en los precios y además marcas internacionales trajeron modelos más atractivos, algunos ultradelgados y de alta capacidad, que no había en el mercado", explicó Taszma.

"Ante la baja de ticket promedio, por la quita de aranceles, en los últimos tres meses la venta creció casi 70%. Hay más variedad y marcas, muchas firmas internacionales pusieron el foco en la Argentina, que antes era su 5º mercado de la región y ahora, el 3º", explicó Gómez Brumana.

Otros productos que se destacaron este año fueron las consolas de juego, también por el lanzamiento de nuevos modelos y menores precios, por las fuertes promociones de las marcas, como PlayStation y Xbox, sobre todo para el Día del Niño. A julio, crecieron 53% en unidades y 36% en facturación, con una baja de 11,3% en los precios.

También se incrementó mucho la demanda de smartphones en comercios: un 30,7% en unidades en el retail, mientras que la categoría general, incluyendo la venta de las operadoras, está estable, apenas un 1% por debajo de 2016, según GfK.

Las cadenas aseguran que los precios de los celulares liberados que comercializan se acercaron mucho a los ofrecidos por las operadoras de telefonía, sobre todo los smartphones más masivos. Esta escasa diferencia de valor, frente a una mayor variedad de marcas y modelos y la financiación con tarjetas o créditos personales alentaron la venta de las cadenas.

Por último, pero no menor, también creció 33% la demanda de tablets en unidades, gracias a la aparición de productos más baratos, lo que impulsó una baja en los equipos de ingreso a la categoría, según explicaron desde Frávega y Garbarino. De hecho, en facturación el alza fue menor, de 11,7%, por una baja de casi 17% en los valores promedio vendidos, según Gfk.

Fuente

https://www.cronista.com/negocios/El...0911-0003.html