Inversiones en "cámara lenta": por trabas burocráticas, la competencia en telefonía móvil demorará otro año

Cuestiones técnicas frenan el inicio de más competencia en el servicio más consumido por los argentinos. El regulador tiene la llave para destrabar el tema










Si los argentinos debieron olvidar al segundo semestre para empezar a ver la reactivación económica, también deberán olvidarlo para ver aparecer nuevos operadores de telefonía móvil. Y si se prevé que la Argentina podría reactivar en 2017, es posible que recién en el segundo semestre del próximo año comiencen a surgir los nuevos operadores móviles virtuales (OMV) y, con ellos, mayor competencia en el mercado que tiene más de 36 millones de usuarios activos en el país.
¿Por qué tanta demora si la nueva reglamentación para OMV ya cumplió más de medio año? Hay tantas cosas que resolver en el medio, tanto reclamo, tanta prórroga, tanta desprolijidad, que no queda más que esperar.
¿Y qué hay que esperar? Para empezar, en el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) trabajan para que antes de fin de año estén definidas las fechas para que las empresas que hoy ocupan parte del espectro radioeléctrico en 700 mhz para dar servicios que no son telefonía móvil se muden a otro lugar de ese espacio.
La banda de 700 mhz es una de las que está habilitada por la autoridad regulatoria para dar servicios móviles en 4G. Fue parte de la licitación para desplegar infraestructura de esa tecnología en diciembre de 2014. Que se adjudicaron, y pagaron, Claro, Movistar y Personal. Pero aún no fue entregada a ninguna de ellas por la presencia de empresas que, en ese mismo lugar del espectro radioeléctrico, dan televisión en UHF.
"Antes de fin de año van a estar definidas las fechas en que las empresas que están ocupando la banda de 700 mhz deberán mudarse a otras. El objetivo es que las compañías que se adjudicaron y pagaron ese espectro ya lo tengan disponible en 2017 y puedan empezar a hacer uso del mismo", dijo a iProfesional Miguel de Godoy, presidente del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom).
El hecho de no contar con la banda de 700 mhz fue utilizado por Personal como argumento para no presentar su oferta de referencia para habilitar el proceso de ingreso de nuevos operadores móviles virtuales el mercado argentino (OMV).
Como la empresa del Grupo Telecom no cumplió con esta obligación, no pudieron publicarse las propuestas de las tres compañías para que comenzaran a hacer su evaluación los OMV, a saber, Telecentro y Virgin Mobile, las únicas dos empresas que, hasta ahora en este año, lograron tener el permiso del Enacom.
Hay decenas de compañías y cooperativas de telecomunicaciones que solicitaron la autorización para operar como tales en el mercado de telefonía móvil pero el regulador aún no les otorgó el permiso. Iplan, entre las telcos independientes, y las cooperativas nucleadas en CATEL y CATIP, son algunas de las que esperan por esa habilitación.
Si bien el Enacom rechazó el argumento dado por Personal para no presentar su oferta de referencia, hasta ahora no lo obligó a elevarla. Y si no están las propuestas de las tres compañías que actúan con sus propias redes en el mercado móvil no es posible darle lugar a las que quieran ingresar con la nueva figura.

Mucho más que dos


Ya pasaron más de dos meses desde que se cumplió el plazo para que las tres compañías cumplieran con esta parte del proceso. Sólo Movistar y Claro elevaron su oferta de referencia que, según confió a iProfesional una fuente involucrada con este negocio, "fueron muy vagas". O en otras palabras, tan poco precisas que no entusiasman a nadie. Y si no hay entusiasmo, ¿cómo es posible generar nuevas inversiones? Recordemos que el Ministerio de Comunicaciones pretende que en 2017 se concreten desembolsos por al menos u$s 5.000 millones en este mercado. Los montos importantes seguramente vendrán de la mano de las grandes compañías pero nunca se deben subestimar los aportes que pueden venir de segmentos colaterales o de menor tamaño.
"Uno de los reclamos es la banda de 700 mhz. Eso complica porque la demanda es lógica. Las tres compañías tienen la presión por mejorar el servicio, y la banda de 700 mhz permitirá lograr ese objetivo. Al mismo tiempo, el querer mejorar y no poder hacerlo implica que no muestren receptividad hacia los nuevos OMV", siguió la fuente consultada.
La mencionada banda de 700 mhz es importante porque permitiría, por ejemplo, mejorar las comunicaciones móviles "indoor", es decir, dentro de los edificios, especialmente en aquellas zonas atestadas de pisos, fierros, y demás materiales que muchas veces entorpecen las comunicaciones de voz más básicas.
En la actualidad, hay dos OMV que operan en el mercado argentino. Tuenti, de Telefónica, y NUESTRO, de las cooperativas del sur del país (FECOSUR) que utilizan principalmente la red de Personal.
El ingreso de nuevos OMV permitiría dinamizar algunas de las inversiones frenadas en materia de telecomunicaciones del país. No sólo por los montos involucrados sino por el rápido impacto que pueden provocar en la población en general o en determinadas comunidades.
Pero si, como afirman desde el Enacom, recién a fin de año se definirían las fechas de mudanza de los ocupantes de la banda de 700 mhz, habrá que ver, primero, qué plazos se otorgan. En base a esos tiempos se reiniciaría el proceso. Y acá hay que esperar a que pasen otros varios meses más.
No es posible especular con fechas. "Hoy es totalmente incierto", se lamenta la fuente. "Hay que tener en cuenta que, una vez que se presentan las ofertas de referencia y se firman los contratos, las empresas interesadas en ser OMV demoran entre seis a ocho meses para poder dar el servicio", añadió.
Más allá de que las compañías que ya tienen licencia y las que esperan su permiso ya tienen su músculo entrenado en materia de nuevas estrategias comerciales, algunas deberán o bien conformarse desde 0 como empresas OMV o bien establecer una nueva unidad de negocios.
Cualquiera de las estrategias a seguir les llevará tiempo, no sólo porque deberán tomar personal y demás sino porque también, desde el punto de vista técnico, deberán interconectarse con aquellas proveedoras de red con las que firmen sus acuerdos.
De modo que, con suerte, si a fin de año se define un cronograma de mudanza, y luego se establecen fechas precisas para el procedimiento de OMV hoy trunco, recién en el segundo semestre de 2017 podrían comenzar a ingresar las nuevas compañías móviles.
Y, así, inaugurarse un nuevo espacio de competencia, al menos en determinados sectores del país, básicamente aquellos desatendidos por las tres grandes compañías.
Vale recordar que Telecentro es, en este asunto, parte afectada e interesada al mismo tiempo. Ocupa la banda de 700 mhz para dar televisión digital, y al no irse, obstaculiza el proceso contemplado en la resolución 38/2016 que habilitó a los OMV. La empresa del diputado Alberto Pierri pretende algo así como una indemnización por esa mudanza. Y desde el Gobierno se niegan a tal solicitud. Hete aquí una de las rispideces existentes.
En el mercado consideran que, pese a estos contratiempos, el tema "está en vías de resolución, hay voluntad. Pero el tema es complejo porque, la verdad, es que los operadores no quieren más competencia, pese a que el regulador tiene los elementos para promoverla más contundentemente".
En definitiva, la demora en el ingreso de nuevos operadores móviles bajo la figura del OMV es protagonizada por Personal -por no haber presentado la oferta de referencia y solicitado la prórroga- y por Telecentro -por negarse a mudarse de la banda de 700 mhz- cuando el Estado ya decidió, hace más de dos años, asignar esa frecuencia a telefonía móvil.
Sin embargo, es el Estado el que tiene las herramientas para resolver esto de una vez y habilitar el nuevo proceso si es que quiere más competencia y más inversiones justo en un segmento en el que también quiere que haya mejora en la calidad del servicio.
Trabas y quejas habrá siempre, y siempre de parte de las compañías. El que tiene la potestad del orden y las exigencias es el Estado. El ingreso de los OMV dependerá, ahora más que nunca, ya no sólo de definir fechas sino también de establecer un cronograma claro, que se cumpla, donde haya exigencias. Porque sólo a partir de ahí podrá encaminarse el proceso.
Activar mayor competencia en el mercado de telefonía móvil de la mano de los OMV será más intrincado en el Area Metropolitana Buenos Aires (AMBA) que en las provincias, donde el mecanismo se podrá poner en marcha más rápidamente.
Todo dependerá de las decisiones que tome, finalmente, el regulador. Y como van las cosas, la mayor competencia en telefonía móvil recién arrancaría en la segunda mitad de 2017.

FUENTE