Samsung Galaxy On Nxt: una gama media que lo tiene casi todo bueno, hasta el precio





La línea On es una de esas líneas locales con terminales que no podemos ver lejos de China o de la India, el país para el que ahora se ha puesto en circulación un nuevo dispositivo. Samsung sigue firme en su creencia de que hay modelos que deben adaptarse para determinados mercados y el nuevo Samsung Galaxy On Nxt así lo hace en el país del Ganges.

Los anteriores modelos de la línea On se enclavaban en la gama media de Android y el nuevo On Nxt no desentona con sus compañeros de línea. Una gama que, por otra parte, sigue dando muchos réditos a un fabricante que sigue aupado en la primera posición del ranking mundial de constructores de smartphones, y puede que aún le quede pólvora para rato.

Un diseño que ya conocen




Con Samsung comenzamos a notar cierto desgaste en cuanto a su línea de diseño. Saliéndonos de los terminales con pantalla curva, que por ahora quedan retenidos en sus líneas S de gama alta, los demás parecen haber salido del mismo molde y en este On Nxt nos encontramos con el semblante que llevamos viendo presentado todo el año. En ocasiones con un nombre y unas características, en otras con características y nombres diferentes.

Samsung parece resistirse a abandonar por ahora su botón Home central, siendo aún de click en su Galaxy On Nxt, y los botones hápticos. Quizá el próximo año volvamos a ver frescura en los diseños de los coreanos pero por el momento seguiremos viendo el mismo patrón de diseño repetido hasta la saciedad. No os equivoquéis, el On Nxt es bonito. Simplemente no cuenta con nada diferenciador.
Para la pantalla, Samsung ha optado por un panel AMOLED de 5,5 pulgadas de diagonal con resolución FullHD. Esto nos deja 400 píxeles por pulgada de densidad de pantalla con un cuerpo de 151,7 x 75 x 8 milímetros, y un peso de 167 gramos. Su cuerpo metálico esconde una batería de 3.300 mAh que, suponemos, cuenta con algún tipo de carga rápida pero esto no ha sido confirmado.
La potencia de la casa




El procesador elegido por el Samsung Galaxy On Nxt es un modelo de Exynos que, sin embargo, no ha sido revelado. Sabemos que tiene ocho núcleos y que corre a 1,6GHz de velocidad de reloj, pero no su nombre exacto por lo que es imposible saber los tipos de núcleos o la tecnología con la que ha sido construido, algo necesario para estimar su gestión de la energía.

En las memorias tendremos 3GB en la RAM y 32GB en la memoria interna, siempre ampliable con una microSD cuyo tope tampoco conocemos. En el apartado de cámaras tendremos 13 megapíxeles a la espalda con apertura f/1.9 y 8 megapíxeles en el frontal, con la misma apertura de la trasera. Samsung comienza a subir el nivel de las cámaras de sus gamas medias y es algo que apreciamos.
Para el resto de características tenemos la conectividad 4G, un GPS con GLONASS y Beidou, Bluetooth 4.1, WiFi b/g/n compatible con redes de 2,4GHz y un puerto microUSB 2.0. El On Nxt llega con Android 6.0.1 Marshmallow bajo Touchwiz y tendremos lector de huellas en el botón Home pero no NFC, para aquellos interesados en los pagos móviles.
Samsung Galaxy On Nxt, características

Pantalla AMOLED de 5,5 pulgadas de 1.920 x 1.080 píxeles
400 píxeles por pulgada
Procesador Exynos de ocho núcleos a 1,6GHz
RAM 3GB
Memoria 32GB más microSD
Sistema operativo Android 6.0.1 Marshmallow
Cámaras 13 megapíxeles con flash LED y apertura f/1.9
8 megapíxeles con apertura f/1.9
Conectividad LTE, WiFi 802.11 b/g/n 2.4GHz, Bluetooth 4.1, microUSB 2.0, lector de huellas
Batería 3.300 mAh
Dimensiones y peso 151,7 x 75 x 8 milímetros
167 gramos
Samsung Galaxy On Nxt, disponibilidad y precios




Como comentábamos al principio, este Galaxy On Nxt pertenece a la línea de smartphones locales de Samsung y sólo podremos comprarlo, por ahora, en la India. Allí se lanzará tanto en color dorado como en negro a un precio de 18,490 rupias, lo que se traduce en unos 275 dólares ó 240 euros.

El On Nxt está disponible en la India desde hoy mismo, sin esperas. Confiemos en que Samsung decida sacar el terminal del país para hacer una gira internacional, aunque vistos los otros modelos de la familia On dudamos que acabe pisando la tierra más allá de, como mucho, China.

FUENTE