Hola Movister@s,


Existen teléfonos y relojes inteligentes, por supuesto que también existen pistolas inteligentes. El arma desarrollada por Kai Kloepfer, un joven estadounidense de solo 19 años, tiene algo especial: solo puede desbloquearse con la huella dactilar de su propietario, de modo que dispararla por un ladrón o un desconocido que la encontrara en la calle sería imposible.

Clic en la imagen para ver su versión completa. 

Nombre: gun.jpg 
Visitas: 15 
Tamaño: 61.8 KB 
ID: 31595


La pistola ha sido presentada en sociedad en el Simposio de Armas Inteligentes de San Francisco. Ron Conway, copatrocinador y uno de los principales inversores en el desarrollo de tecnologías para el desarrollo de armamento más seguro, resumió bastante bien el espíritu tras la creación de Kloepfer: "Si es posible configurar un teléfono para que solo pueda desbloquearse con una huella dactilar, ¿por qué no se puede hacer lo mismo con nuestra armas?"

Según cuenta The Wall Street Journal, Kloepfer ha pasado cuatro años desarrollando la arma con sensor de huellas dactilares y rechazó un puesto en el Instituto Tecnológico de Massachusetts - uno de los más reputados de EEUU - para establecer una empresa, Biofire, crear varios prototipos y poder crear un arsenal de pistolas que se desbloquean como un smartphone.
En teoría, la pistola puede almacenar hasta 999 huellas distintas en su interior y no está conectada a Internet, por lo que es imposible hackearla a distancia. Siempre podría aparecer alguna forma de quebrantar su seguridad, pero en comparación con un arma convencional, sí sería más segura.



No es la primera arma que hace uso de la tecnología para aumentar su seguridad, pero su mercado es minoritario y nunca ha conseguido un desarrollo suficiente ni una atención entre asociaciones como la NRA ni entre los usuarios.
La primera pistola en usar la tecnología para impedir que la disparen personas no autorizadas data de 1999: se trataba de una Colt Z40 que usaba una pulsera que se comunicaba por radiofrecuencia para identificar a su pistolero y que fue un fiasco, pues solo vendió 800 unidades antes de retirarse del mercado debido a la respuesta ampliamente negativa del público.
Durante el pasado CES 2016, varios fabricantes de armas presentaron accesorios para bloquear armas mediante huella dactilar, pero no estaban integrados directamente en la pistola, como es el caso de la pistola de Kloepfer; y simplemente funcionaban como candados digitales.

¿qué os parece? ¿creéis que puede ayudar a dar un poco más de seguridad a un país plagado de armas y que causa tanta controversia?



Fuente: http://www.elmundo.es/tecnologia/201...0328b45e5.html