Hace poco más de un año, Germán Delfino, árbitro argentino, quedó en el ojo de la tormenta por un fallo en un Vélez-Arsenal en el que habría utilizado la tecnología para revertir una decisión. Hoy he leído este tema en el diario Clarín: En Holanda, este miércoles se utilizó por primera vez el recurso del video para ayudar al árbitro, que expulsó a un jugador después de que le avisaran de la violencia de la infracción.



Ocurrió durante el choque entre el Ajax y el Willem II, en Amsterdam. En ese partido, que terminó con goleada 5-0 del local, el árbitro recibió ayuda de un compañero con acceso a los videos de la transmisión televisiva, tras una falta por la que un jugador fue expulsado.

Primero, el árbitro Danny Makkelie amonestó al jugador Anouar Kali, de la visita, por una falta fuerte del hombre del Willem II. Pero inmediatamente el juez recibió un mensaje en su auricular de su asistente de la sala de video y cambió la amarilla por la roja directa, tras ser constatada la violencia de la jugada.


El debate está servido: ¿a favor o en contra del uso de la tecnología en el futbol? ¿ayudaría a los árbitros a tomar decisiones justas o rompe la esencia del futbol? ¿Las decisiones de los árbitros también juegan?

Fuente: http://www.clarin.com/deportes/futbo...655234479.html