Apretar con fuerza el teléfono, peligroso pero una nueva manera de interactuar con él

¿Cuántas maneras de controlar un teléfono sin otros dispositivos de por medio conocéis? La manera más típica hoy en día es la interacción directa con la pantalla (o botones) del mismo, aunque el control por voz está ganando adeptos mientras que los controles gestuales sin tocar la pantalla no parecen acabar de triunfar.

Pero ingenieros de la Universidad de Michigan han encontrado una nueva manera de manejar un teléfono: apretándolo. Sin necesidad de añadir nuevas piezas o hardware, muchos teléfonos podrían ser compatibles con el simple gesto de apretarlos para realizar una acción. Peligroso quizás, pero desde luego que curioso.

Seguro que más de uno en malos momentos ha apretado o estrujado su teléfono. Un acto que hasta ahora lo único para lo que podía valer era para romper el teléfono puede convertirse pronto en una nueva señal para el dispositivo, que podría valer por ejemplo para indicarle al navegador que retroceda con una pantalla, hasta acciones más complejas mediante combinaciones de apretones.

El caso es, ¿cómo sin añadir nuevas piezas ni fundas puede un teléfono determinar que se le está estrujando? Los de Michingan lo explican de una manera muy sencilla. El altavoz del teléfono está emitiendo sonido siempre, aunque sea en una frecuencia tan baja que es inaudible. Un apretón varía ese sonido, que al ser captado por el micrófono del teléfono puede ser recibido.

¿Les gustará la idea a los fabricantes?

Además, esta nueva forma de interactuar con el teléfono también podría simular al Force Touch de Apple, detectando el grado de presión que ejercemos sobre la pantalla al pulsarla. El problema sería si contamos con un teléfono cerca del otro, por el peligro de que el sonido inaudible para nosotros se mezclen. Igualmente, parece que a este nueva forma de comunicarnos con el teléfono está por pulir, y habrá que ver si a los fabricantes les gusta la idea de que estrujemos sus dispositivos.

Fuente