Drones con rayos láser, la receta de Facebook para cambiar las redes de celulares

La compañía quiere conectar a las 1700 millones de personas que no tienen conexión a Internet por vivir en áreas rurales


Una vista de Aquila, el drone que puede operar durante 90 días a 27 kilómetros de altura.Foto:Gentileza Facebook

BARCELONA.- Facebook presentó ayer un proyecto para cambiar la forma en que se construyen las redes de telefonía móvil. Y de paso habló de sus drones equipados con rayos láser y con baterías alimentadas por el sol.
Lo hizo dentro del Congreso Mundial de Móviles que se celebra hasta el jueves en esta ciudad, y donde tienen presencia tanto fabricantes de teléfonos mostrando sus nuevos equipos (de Samsung, LG, Sony, Alcatel, Huawei y otras compañías) como compañías proveedoras de infraestructura de redes (antenas, centros de cómputo, maquinarias) y sus servicios asociados.

Aquí vino Mark Zuckerberg a dar una conferencia, como en los últimos años. Aquí vino Facebook a presentar su Telecom Infra Project, una iniciativa que ya cuenta con el apoyo de Intel, Nokia, Deutsche Telekom, SK Telecom y otras 30 compañías.

¿De qué se trata? Según le explicó Jay Parikh, vicepresidente de ingeniería de Facebook a LA NACION, la idea es hacer una suerte de reservorio comunitario de información y patentes sobre cómo implementar redes de telefonía móvil, para optimizar su despliegue y abaratar costos. Facebook ya hizo algo así hace 5 años con el Open Compute Project, que une los esfuerzos de varias empresas para diseñar servidores y centros de cómputo (un área donde se invierten millones de dólares, y donde la eficiencia -sobre todo, en el consumo de energía y la refrigeración- son fundamentales).
Aquí no se habla de refrigeración, sino de cómo hacer para montar una red de telefonía móvil, una actividad que es muy compleja y muy cara, porque ninguna ciudad o pueblo es igual a otra. La intención de Facebook es que las empresas compartan entre sí sus conocimientos en el área (o parte de ellos, al menos) para lograr que la ampliación de las redes sea más barato y rápido.
1700 millones de personas sin Internet

¿Por qué lo hace? "La misión de Facebook es conectar a la gente", dice Parikh; si se reduce el costo de montar y mantener una red, ésta podrá llegar a zonas con menor densidad de población. Si hay más gente conectada, habrá más usuarios potenciales de Facebook (y, eventualmente, más ojos para ver los avisos con los que gana dinero la compañía), aunque no es menos cierto que la gente que hoy no tiene acceso a Internet es, en general, porque no tiene dinero. Pero su estrategia es diferente de Internet.org, donde es un intermediario; aquí, en teoría, sólo desarrolla la tecnología para vendérsela a las operadoras.
Así que en la estrategia de Facebook (como en una similar que tiene Google) hay algo definitivamente comercial (ampliar la base de usuarios posible; ya están llegando a su techo; y la tecnología que desarrolla tiene mucho valor comercial), pero también algo que podría decirse altruista: tener acceso a Internet, y la información allí disponible, es muy valioso. El camino también le trae problemas por su programa Internet.org, que ofrece acceso gratis a Internet desde el celular pero que debió cerrar en India porque no respeta las leyes de neutralidad de la red de ese país.

Pero que este proyecto progrese depende de las operadoras, y en Facebook van un poco más allá: por un lado con lo que, dicen, se perfila como uno de los mapas de distribución poblacional más detallados que existen. Tomaron un trabajo de 2014 de la universidad de Columbia, que combina los últimos censos (o datos actualizados de población) de todos los países del planeta, y lo cruzaron con fotos satelitales de muy alta resolución.
"Es muy fácil decir que en tal zona vive tanta gente por kilómetro cuadrado, pero entender cómo y dónde viven -en general lo hacen cerca unos de otros- es más complejo". Usaron, así, la infraestructura y las herramientas de análisis que abastecen a las mil millones de personas que visitan Facebook a diario para tomar el territorio de 20 países, analizar 350 terabytes de datos (14.600 millones de fotos) y calcular su distribución poblacional buscando, en las imágenes que tenían una precisión de 5 metros, algo que pareciera una casa.
Según Facebook, son 1700 millones de personas que están en zonas sin cobertura de celular (y sin acceso a Internet). Y antes de que lleguen las operadoras Facebook quiere, como Google, probar con una solución aérea que, en teoría, es más barata (y es paso tiene mucho de espectáculo).
A la estratósfera en drone

En el caso de Google con su Project Loon, se trata de globos estratosféricos que usan los vientos terrestres (por encima de las nubes y las rutas de los aviones) para volar por todo el mundo; cada uno de ellos funciona como una antena de telefonía que se va moviendo por sobre el territorio que sobrevuela, seguida por otro globo; van formando una cadena que, además, tiene conexión con alguna estación terrena para recibir y enviar la información. Para el usuario la experiencia es transparente (simplemente está en el medio del campo y tiene señal). La compañía está haciendo sus primeras pruebas en Sri Lanka.

Facebook está haciendo otra apuesta: drones hechos de fibra de carbono, con una envergadura de 42 metros, 5 kilos de peso, cuatro hélices eléctricas, baterías y, también, una antena 4G. Vuelan, como los globos, en la parte baja de la estratósfera, donde no los afecta ni el clima (es decir, están por encima de las nubes) ni hay aviones. El diseño que vienen probando en el último medio año debería poder estar tres meses volando sin cesar.
El concepto es parecido al de Google, pero con otra tecnología: además del vínculo con una estación terrestre para tener conexión a Internet (usando una frecuencia distinta de las usuales), los drones llevan un láser, para intercambiar información con otros drones a 18 kilómetros de distancia.
¿Ya lo lograron? No; faltan muchos años, explica Parikh; no sólo por la tecnología. Están invirtiendo muchísimo dinero, consideran esto como un proyecto a muy largo plazo y, como Google, no les interesa ser operadora de telefonía. Sólo quieren ampliar las opciones de cobertura de telefonía móvil en todo el mundo para llegar a esas 1700 millones de personas que no tienen acceso a Internet; si las operadoras tradicionales no encuentran cómo, les ofrecerán una herramienta; la intención, afirma Parikh "es que el crecimiento de Internet no se frene". Si eso sucede, también se frena Facebook.

Fuente