Mostrar feed RSS

pauravarino

Entrevista a Fabricio Oberto, un tipo alternativo.

Calificación: 3 votos, 4.67 promedio.
Si su altura y su exitosa carrera como basquetbolista no lo delatasen, la impresión que te llevás luego de charlar un rato con Fabricio Oberto es la de un tipo de esos con los que podés pasar horas hablando de tecnología, música y cine.

Clic en la imagen para ver su versión completa. 

Nombre: oberto1.jpg 
Visitas: 4203 
Tamaño: 29.2 KB 
ID: 2358

Y así lo hicimos, justo un rato antes de que arranque “Craneando”, el evento de Telefónica Argentina que lo tuvo como protagonista el jueves pasado en la ciudad de Córdoba. No durante horas, pero sí durante el tiempo necesario como para conocerlo desde un lado diferente, un lado más “alternativo”.


Fabricio, sabemos que además del básquet, hiciste y hacés varias cosas que no tienen nada que ver… ¿A qué se deben? ¿Gusto personal o una especie de escape para despejar la cabeza?

Son cosas que la verdad me gustan mucho; creo que soy muy inquieto, generalmente no paro, me levanto a las seis, siete de la mañana, y me duermo cuando el celu se queda sin batería. Además me gusta mucho la música, y siempre trato de buscar algo distinto. De hecho, el programa de TV que va a salir en octubre está dirigido a buscar un formato diferente; contrario a la clásica entrevista pautada del estilo “pregunta 1, pregunta 2, dónde naciste, dónde jugaste, cuál fue el momento más importante de tu carrera, el partido más difícil…” porque esas respuestas básicamente están todas en internet. La idea es ir cero preparado, y buscar la forma para que en algún momento se de “esa” conexión en la charla, y que así puedas obtener algo nuevo. Me gusta ser diferente y probar cosas nuevas. El único camino siempre es el sacrifico y la constancia, y ser diferente es bueno siempre y cuando no perjudiques a nadie

¿Cómo te iniciaste en esa búsqueda?

Comencé con un stream, que muchas veces lo hice y no me escuchaba nadie: ¡estaba solo! Veía la cantidad de visitas y decía “cero o uno”, ¡y ese uno era yo! (risas)
Pero un buen día llegué a tener 1000 visitas, y a Manu (Ginobili) de columnista estrella. Él también es muy inquieto pero en otro sentido, más clásico, y yo soy más alternativo, aunque también tenemos muchos temas en común.

¿Cómo empezaste a usar Twitter? ¿Sos usuario activo de esta red?

Justamente lo empecé a probar con Manu, un día íbamos en micro a un partido y me dijo “¿Viste esta aplicación?”. Cuestión que me la bajé, comenzamos a twittear y de pronto explotó. Me acuerdo que hace algunos años yo decía “tengo Twitter” y me decían “¿Qué? ¿No tenés Facebook?”
Ahora retwitteo, muy pocas veces me pongo a twittear. Antes ponía “estoy llegando acá, estoy haciendo lo otro” Y no, ya no va…. Por ejemplo, ¡poner fotos de comida me parece un papelón! “Miren el café que estoy tomando y cómo puse la cucharita”… ¿A quién le importa? (risas)
La verdad es que no twitteo tanto porque creo que se ha hecho tan masivo que por ahí ni podés llegar a leer las conversaciones de la gente a la que seguís. Sin embargo, te seguís enterando de todo primero ahí.

¿Facebook usás?

Me hice una cuenta en Facebook hace algún tiempo y no la puedo borrar, hace como un año que lo intento. Creo que Facebook va a tener una conversión como en su momento la tuvo MySpace, que hoy es más para bandas alternativas, música o algún proyecto así. Posiblemente pase a ser algo más de empresas o de consultas, porque la gente ya se va dando cuenta de que la privacidad está totalmente sobrepasada. Bueno, de hecho hay lugares en los que ya no se permite ingresar con teléfonos. Es que simplemente está bueno no saber todo de todos.

¿Estás explorando alguna otra red social, algún nuevo formato?

Estoy con el stream, que se llama “De todo menos básquet” y va a ser un poco más profesionalizado. Además estoy por inaugurar una página que va a ser muy de culto. Lo que me gusta mucho es la posibilidad de que la gente pueda escribir una columna de lo que sea, desde quejas, hasta cosas buenas en aproximadamente 700, 800 caracteres (aún estamos buscando bien la medida).
El chat es lo que más funciona entre la gente, hay chicos que se han puesto de novio, se han separado, que han cambiado, o han venido desde Jujuy a una “Twitter Fest” que organizamos en una semana y a la que asistieron 500 personas. Lo que quiero es tratar de darle una vuelta de rosca, que sea algo más “vintage”; idea sobre la que me encuentro explorando un poco en este momento.

¿Qué música te gusta?

Soy fanático de los `90, una época más de casette y radio. Me acuerdo que escuchabas un tema y decías “por favor que no hable en el medio del tema el locutor”.
En realidad me identifico más con el grunge, pero escucho de todo.

¿Tenés alguna banda favorita?

Soy muy fanático de Pearl Jam, tuve la suerte de conocer a los chicos de la banda, como a los de Foo Fighters. El networking, Twitter, o el hecho de estar abierto a conocer gente te abren posibilidades que te ayudan mucho.

¿Cómo crees que internet está afectando a la industria musical?

Yo veo que ahora las bandas salen más a tocar, cosa que a lo mejor hace algunos años con los discos alcanzaba. Discos que hace algunos años eran muy difíciles de encontrar ahora con internet están a solo unos minutos. También el mercado de los vinilos está creciendo como algo más de culto. El mercado sin dudas se tiene que adaptar, hablamos de eso bastante con los chicos de la banda; estamos terminando nuestra página y vamos a tener todos los temas colgados ahí. No creo que sea lo mejor, pero recién empezamos y queremos pasarla bien.

Clic en la imagen para ver su versión completa. 

Nombre: oberto2.jpg 
Visitas: 310 
Tamaño: 33.2 KB 
ID: 2359

Hablemos un poquito de tu carrera.
Si retrocedieras en el tiempo, ¿en qué momento de tu carrera aterrizarías?
Definitivamente la parte de la NBA fue el sumun de todo. Siempre me divertí, pero cuando te dicen que en la NBA es todo perfecto, uno no lo termina de creer hasta que jugás ahí. Todas las cosas están hechas para que así sea, las pelotas son todas iguales, los aros, las canchas, la organización, y el trato, te solucionan todos los problemas que tengas. Vos simplemente te ocupás de jugar al básquet. Estas cosas pasan un poco menos en Europa, y aún menos en Argentina.
La verdad que jugar al básquet fue único, gracias a Dios estoy muy ocupado, trato de ocupar mi cabeza y sigo entrenando. Por ejemplo hace 3 o 4 años nadie conocía el crossfit y yo lo hacía porque me gustaba todo lo nuevo. Continuamente estoy en una carrera para ver qué hay de nuevo y qué puedo hacer diferente.

¿Te revelaste alguna vez con algún entrenador?

He tenido un par de cruces… si buscan en alguna etapa de mi juventud, posiblemente encuentren alguna patada a alguna silla… algo así seguramente hice.

¿Y con Popovich?

¡Nooo! No porque llegué en un momento justo de conciencia y experiencia… La verdad que con el 99% de los entrenadores tuve una excelente relación, y soy amigo de varios.
Con Popovich tengo una relación increíble, él dijo un día “Oberto is the ugliest productive player I've ever been around" (que es algo así como el mejor peor jugador, suena mucho peor en castellano que en inglés)… y yo dije “todo lo que diga para mí está bien”. Está bien porque es una persona que te suma desde tantos aspectos que la verdad agradezco a la vida el haberlo conocido.

Fabricio, yo tengo en la cabeza la imagen de ustedes cuando ganaron los Juegos Olímpicos, con la corona de flores en la cabeza, el ramo en la mano y la medalla dorada puesta… Ese momento en donde todo era pura felicidad… ¿Qué pasó el día después, qué se siente?

Creo que hoy todavía no nos damos cuenta lo que hicimos, no tomamos conciencia. Nosotros vamos a lugares y te abren la puerta por ser medallistas olímpicos. Para mí lo que dice la medalla es muy significativo, el oro de una medalla te eleva, te hace ser algo así como un semi dios. Eso te transporta, te hace inmortal en cierta manera y creo que es el honor más grande que uno puede tener, es un legado.

Ahora está en boca de todos el tema de que Manu no puede jugar el Mundial... ¿qué siente uno como jugador cuando le dicen “No podés”?

Es muy importante el tema de la lesión, y es algo que en algún momento te toca; siempre estás lidiando con eso. Yo en el 2012 no pude participar en los Juegos Olímpicos por problemas personales; sin dudas era mi cierre, y no poder estar es algo que te afecta, pero también es algo que suele ocurrir y estamos conscientes de ello.

Para finalizar, ¿tenés alguna anécdota que se pueda contar?

En cuanto a la música todas las cosas raras que te pueden pasar me pasaron. Piso el cable y se me desenchufa la viola. Todas las cosas de novato me pasan.
En el básquet, todos los momentos fueron anécdotas. Lugares que conocí, comidas, momentos que pude compartir con amigos. Fue un viaje de estudios continuo. Por ejemplo, no podía tomar el agua tranquilo porque te ponían sal; en México una vez le pusimos jalapeños al vaso de uno, y también en todos los de al lado, de manera que cada vaso que agarraba se encontraba con más y más jalapeño. Son esas cosas que uno vive las que te acercan mucho y que las vivimos hasta los 30, 31 años…. Cosas inolvidables.


Por @paularavarino

Actualizado 08/08/2014 a las 13:58 por pauravarino

Categorías

Comentarios

  1. Avatar de mcrisever
    Gracias Fabricio Oberto y Pau , todo excelente y como broche esta entrevista.
  2. Avatar de juanetche
    Gracias @paularavarino por compartir esta linda entrevista de una excelente persona y uno de los jugadores mas inteligentes que he visto.
    Hemos conocido otra faceta de Fabricio, que no es la del jugador que la mayoría conocemos.
    Salu2.